Ya dijimos en el posteo sobre los Baños de Bosque, que España era el segundo país europeo, luego de Suecia en superficie forestal. Ahora nos gustaría también comenzar a hablar de nuestros maravillosos parques urbanos. Es este caso, del Parque José Antonio Labordeta, conocido también como el Parque Grande de Zaragoza.

1*3gRkF4Rcok5JCWn8drPaHQ.jpeg

Fotografía de Juanedc Flickr

Impulsado por la Real Sociedad Económica Aragonesa y remodelado a partir de 1924 por el pintor y paisajista Javier Winthuysen, el Parque de la Romareda fue inaugurado en 1929 por Miguel Primo de Rivera, de quien llevó su nombre hasta el año 2010, cuando el Ayuntamiento de Zaragoza decidió renombrarlo como Parque José Antonio Labordeta, al día siguiente de la muerte del gran cantautor, diputado, poeta y presentador televiso del hermoso programa Un país en la mochila, del que pueden verse algunos episodios en Youtube.

1*Pb2L5j8TzURbVQl4WELDXQ.jpeg

José Antonio Labordeta

Cuando el parque se inauguró, se encontraba en las afueras del centro zaragozano, cuya población era entonces de 160.000 personas, pero con el transcurso del crecimiento urbano, ha ido quedando anclado en el medio de la ciudad, conformando un importantísimo pulmón verde de 270.466 m2, de los cuales 176.214 m2 son de césped. Dentro del parque pueden encontrarse árboles como cipreses de Portugal, Platanus hispanica, fresnos (Fraxinus angustifolia), chopos (Populus nigra), palmeras, álamos (Populus alba).

1*RKjTaK7RxcRAqUJVPCAZ7Q.jpeg

Foto de Mariya Prokopyuk en Flickr

El historiador García Guatas, afirma que el parque es, además, un museo al aire libre, donde se pueden observar monumentos y obras emblemáticas de las que se destacan:

  • Quiosco de la Música: Diseño de los hermanos José y Manuel Martínez de Ubago y Lizarraga con motivo de la Exposición Hispano Francesa celebrada en 1908.
  • Monumento al tenor Miguel Fleta interpretando a Don José de la ópera Carmen.
  • Niño con Estrella: Homenaje a Rubén Darío por el escultor aragonés Ángel Oresanz. Fue un encargo del Ayuntamiento de Zaragoza en 1967 con motivo del centenario del nacimiento del gran poeta nicaragüense.
  • La Fuente de la Princesa o llamada por los locales como “Fuente de Neptuno”: Fue la primera fuente de agua potable de Zaragoza, construida a principios del siglo XIX, un proyecto que casi queda abandonado por la envergadura casi faraónica que pretendía llevar agua desde manantiales madrileños. Finalmente se inauguró pero en 1902 se desmontó de su lugar original (la actual Plaza España) y se mantuvo almacenada hasta su traslado al Parque Grande en 1946.
  • Jardín Botánico de Zaragoza: Fundado en 1796 y que fuera impulsado por Pedro Gregorio Echeandía y Jiménez, farmacéutico zaragozano que llevó a cabo las siembras y plantaciones tanto de especies aragonesas como también de especies traídas desde Sevilla, Madrid, Barcelona, París y América.
  • Monumento al Rey Alfonso I el Batallador: Monumento de mármol inaugurado en 1925 con motivo del octavo centenario de la reconquista zaragozana en el Cabezo de Buenavista.
  • Rincón de Goya: Creado en 1927 por el arquitecto Fernando García Mercadal. Es la primera obra racionalista que se hizo en España.
  • Museo de la Cerámica en la Casa Albarracín: donde se conserva una vasta colección de cerámica aragonesa que abarca un rango casi milenario hasta llegar a la alfarería tradicional moderna.
  • Clepsidra de 3 esferas: del artista Rafael Barnola Usano, realizada en 1983 en hierro natural, latón y porcelana.